Opiniones

¿Por qué aumentó el antisemitismo bajo Trump?

En El Nuevo Herald / 22 Febrero, 2017

(Foto: Getty Images)


Para ser justos, el presidente Trump no es un antisemita, por lo menos en el sentido estricto del término. Pero uno tendría que vivir en otro planeta –o ver exclusivamente Fox News– para no darse cuenta de que sus palabras y acciones han llevado a la peor explosión de incidentes antisemitas en la memoria reciente de Estados Unidos.

No es coincidencia que haya habido 68 amenazas de bomba en 53 centros comunitarios judíos en 27 estados de EEUU desde enero, según la Asociación de Centros Comunitarios Judíos (JCC). O que cerca de 200 lápidas fueron vandalizadas en un cementerio judío en Missouri pocos días atrás.

Trump creó este monstruo. Aunque probablemente Trump no tenga nada en contra del pueblo judío –el presidente les recuerda constantemente a sus críticos que su hija Ivanka se convirtió al judaísmo y se casó con un judío ortodoxo– ha desatado las fuerzas oscuras del racismo, la xenofobia y la intolerancia entre sus seguidores desde el primer día de su campaña presidencial.

Y como figura pública, no se puede ser antimexicano, ni antimusulmán, ni burlarse de los discapacitados, ni decir que se puede agarrar a las mujeres por sus genitales, sin enviar un mensaje tácito de que está bien burlarse de las minorías, e involuntariamente alentar los crímenes de odio.

Para continuar leyendo sobre este artículo haga click en El Nuevo Herald 


Etiquetas: ,



Andres Oppenheimer
Es el editor para América Latina y Columnista de “The Miami Herald,” conductor del programa “Oppenheimer Presenta” por CNN en Español, y autor de siete Best-Sellers. Su columna “El Informe Oppenheimer” es publicada regularmente en más de 60 periódicos de todo el mundo, incluidos “The Miami Herald” de EEUU, La Nación de Argentina, El Mercurio de Chile, El Comercio de Perú, y Reforma de México.




Previous Post

Trump is not an anti-Semite, but his words and actions have emboldened anti-Semites

Next Post

To help restore democracy in Venezuela, Trump must stop harassing Mexico





You might also like



0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


More Story

Trump is not an anti-Semite, but his words and actions have emboldened anti-Semites

(Photo: Getty Images) President Trump is not an anti-Semite, at least in the strict sense of the word. But you have to be living...

22 February, 2017